Ἀλώπηξ πρὸς μορμολύκειον (Αἰσώπου Μῦθοι)

Ἀλώπηξ εἰσελθοῦσα εἰς πλάστου ἐργαστήριον καὶ ἕκαστον τῶν ἐνόντων διερευνῶσα ὡς περιέτυχε τραγῳδοῦ προσωπείῳ, τοῦτο ἐπάρασα εἶπεν· «Ὢ οἵα κεφαλή, καὶ ἐργκέφαλον οὐκ ἔχει.»

Ὁ μῦθος πρὸς ἄνδρας μεγαλοπρεπεῖς μὲν τῷ σώματι, κατὰ ψυχὴν δὲ ἀλογίστους.

MÁSCARAS / HISTORIA

Una máscara es una pieza que oculta el rostro. Se han utilizado desde la antigüedad con propósitos ceremoniales.

En la antigua Grecia, las fiestas rituales en honor a Dioniso fueron poco a poco dando paso a representaciones teatrales en las que se usaban las máscaras.

Los griegos las usaron en sus teatros a fin de que los actores pudieran semejarse físicamente al personaje que representaban.

La zorra y la máscara (Fábula de Esopo

Entró una zorra en el taller de un escultor y, tras revolver en cada una de sus cosas, se topó con una máscara de tragedia, y levantándola dijo: ¡oh, qué cabeza, pero no tiene seso!

La fábula se ajusta a los hombres extraordinarios de cuerpo, pero faltos de juicio en su mente.

MÁSCARAS GRIEGAS

Se utilizaban para identificar el género y el personaje. Los personajes femeninos fueron realizados por hombres a principios de la tragedia griega.

Permitían que el público identificara también la edad y el rango social de los personajes. También los miembros del coro llevaban máscaras. Mientras el coro intervenía, los actores salían del escenario y cambiaban sus máscaras.

PRÓSOPON / SIGNIFICADO

Prósopon / πρόσωπον: «delante de la cara, máscara».

En el griego clásico la palabra designaba a las máscaras que usaban en el teatro los actores.

Es el origen de las palabras «persona» y «personalidad» en español.

MÁSCARAS ROMANAS

El teatro primitivo en Roma fue la Atelana, una especie de farsa. Sí usaba máscara.

En Etruria se desarrolló otro tipo de teatro rústico, los Juegos Fescenios, consistentes en simples diálogos, mordaces y licenciosos, protagonizados por campesinos con la cara cubierta por una máscara.

Pero el teatro que triunfó en Roma fue el de las adaptaciones e imitaciones de los originales griegos. La fabula palliata y la fabula togata. En ellas no se usaba la máscara.

ATELANAS

Eran una especie de farsa. Su nombre deriva del de la ciudad de Atella, pequeña ciudad de Campania, que disponía de un pequeño teatro, en el que actuaban, con máscaras, sus ciudadanos, sin que esto supusiera desdoro para ellos.

Sus personajes son convencionales y sus nombres expresivos reflejan sus rasgos físicos esenciales y sugieren su carácter: Maccus (tragón y estúpido); Buceo (bocazas y presumido); Dossenus (el jorobado, lleno de malicia); Pappus (el viejo maniático); Sannio (el payaso, el que hace muecas).

FABULA PALLIATA

Los actores eran todos masculinos y algunos tenían que representar varios papeles en la misma obra. No usaban máscara y el atavío y las pelucas (blancas para los ancianos, pelirrojas las de los esclavos) caracterizaban a los diversos personajes.

Estos llevaban atuendos griegos (fabula palliata, de pallium, "manto griego"), por la afición del público a lo exótico y para no atentar, con sus burlas, contra la dignidad de la aristocracia romana.

FABULA TOGATA

La comedia togata (de toga, manto nacional romano), de tema y ambiente puramente romanos, jamás encontró aceptación en el gran público.

En contraposición a la fábula paliata, que partía de la traducción y adaptación de una comedia nueva griega, la 'togata' tenía origen romano porque usaba personajes, lugares y costumbres romanas, y su nombre se debe, en paralelismo a lo que ocurre con la paliata (de pallium, una vestidura típicamente griega), a la toga, una prenda de vestir propia de los romanos.

PLAUTO / TERENCIO

Para compensar la ausencia de máscara, se recurría a variados juegos escénicos y a la acumulación de peripecias, refundiendo normalmente dos obras griegas en una sola (contaminatio).

Como el público no habría tolerado que un ciudadano romano fuera engañado o ridiculizado en la escena por un esclavo, se le ofrecían cuadros de costumbres griegas, en las que todo estaba permitido: mercaderes de esclavos, viejos verdes, jóvenes atolondrados y sin escrúpulos, esclavos avispados y trapisondistas, esclavas incitantes que acababan casándose con el protagonista, problemas entre padres e hijos, etc.

MÁSCARAS Y PERSONAJES EN LA PALLIATA: LAS MÁSCARAS DE LA ATELLANA Y SU INFLUENCIA EN LA PALLIATA

Rosario López Gregoris* Universidad Autónoma de Madrid, España

Trata sobre la influencia de las máscaras de la farsa atellana en la comedia latina palliata. También se discute en qué medida los rasgos específicos de la atellana, unidos a los personajes fijos de la comedia nueva griega, la Néa, explican la singularidad de la palliata y el éxito de Plauto ante el difícil público de Roma .

ATELANA

TARRACO VIVA 2008

En 2008 los FESTIVALES DE PRÓSOPON celebraron su clausura en Tarragona. Aquel año se hizo socio de honor de Prósopon a Santiago Segura Munguía, autor de "El teatro en Grecia y Roma".  Y aprovechamos a asistir a la representación de una atelana.